De esta manera no será necesario ni decir ningún comando de voz ni apretar ninguno de los botones, dado que simplemente al hablarle estará activo. Cabe aclarar que únicamente esto será posible durante los primeros segundos desde que hemos agarrado el teléfono, dado que pasado ese tiempo ya no podrá invocarse de esta forma al no ser que lo volvamos a dejar sobre una superficie y lo agarremos de nuevo.

Esto puede tener ciertas preocupaciones en lo que respecta a la privacidad del usuario que sin darse cuenta pueda nombrar alguna palabra nada más agarrar el dispositivo, y que no tenga intención de que se active Google Assistant. Suponemos que será una característica que se podrá cambiar en los ajustes del Pixel 4, además de que en principio el reconocimiento de las cuestiones se ejecutaría en el propio dispositivo y nunca en la nube de Google.

Se trata de un añadido muy interesante respecto a todas las características técnicas que se han ido filtrando en los últimos días. Este nuevo asistente se estrenará primero en los Pixel 4, para después llegar al resto de la familia de teléfonos de Google, y muy posiblemente también a cualquier otro teléfono Android.