Deja de preocuparte por la radiación de tu móvil, el WiFi o las antenas: no es peligrosa para tu salud

Porsiul2018

Deja de preocuparte por la radiación de tu móvil, el WiFi o las antenas: no es peligrosa para tu salud

Radiación en los moviles

06/10/2019 – 09:05

La radiación que emiten los móviles es un tema que ha generado un debate eterno. ¿Es perjudicial para la salud? Vamos a echar un vistazo a los mitos sobre la radiación del móvil y qué hay de verdad detrás de ellos.

Los móviles, como la mayoría de los dispositivos electrónicos, emiten radiación electromagnética. Esto es un hecho. La palabra radiación tiene unas connotaciones negativas, pero la realidad es que existen muchos tipos de radiación, y la mayoría no nos afecta. Las personas, todos los seres vivos, también emiten radiación electromagnética. Un plátano es radiactivo porque tiene potasio, que contiene el isótopo radioactivo K-40. Pero en cantidades tan pequeñas, que no es dañino. Es hora de tener claros los mitos sobre la radiación de los móviles, para que no nos manipulen.

Muchos dispositivos electrónicos, desde los microondas a los televisores, y también los móviles, emiten una radiación electromagnética provocada por la interacción entre los campos eléctricos y los campos magnéticos. Existen muchos tipos de radiaciones electromagnéticas, la mayoría generadas de forma natural. En la Naturaleza, por ejemplo, las tormentas generan campos eléctricos que interactúan con el campo magnético de la Tierra. Esta radiación electromagnética es usada por las aves para orientarse durante las migraciones.

Las personas, los seres vivos, tambien generamos campos electromagnéticos, que pueden ser hasta 3.000 veces más potentes que el campo electromagnético de una red WiFi. Y no supone ningún problema. La radiación electromagnética no es perjudicial en sí misma, todo depende de su potencia, y el tipo. Los campos de baja intensidad no nos afectan pero los de alta intensidad, como puede ser una máquina de Rayos X, sí. Teniendo claro estos conceptos básicos, vamos a analizar algunos de los mitos más populares de la radiación en los móviles, para comprobar si son verdad o mentira.

Los móviles emiten radiación, así que son malos para la salud

Símbolo de radiación nuclear

Es un tema que ya hemos tocado brevemente en la introducción, pero vamos a desarrollarlo más.

El mito que nos confunde es reducir el tema a la fórmula radiación = perjudicial para la salud. Un mito que es falso.

La radiación es la propagación de energía en forma de ondas electromagnéticas o partículas subatómicas. Existen muchos tipos de radiación: electromagnética, térmica, solar, nuclear, cósmica, etc.

La realidad es que estamos sometidos constantemente a radiación, la mayoría proveniente de la Naturaleza. El Sol genera radiación solar, las tormentas generan carga eléctrica que al interactuar con el campo magnético de la Tierra producen radiación electromagnética.

Todos los seres vivos generan radiación electromagnética a través del calor que desprenden. Nuestro cuerpo están formados por átomos que a su vez tienen partículas cargadas, como los electrones. Las moléculas están enlazadas por átomos que están en continua vibración, generando campos magnéticos. Esta interacción entre la electricidad y el magnetismo genera campos electromagnéticos, que nosotros podemos sentir: es la temperatura de nuestro cuerpo. Por eso todos los seres vivos tienen temperatura corporal. De hecho los termómetros modernos miden la temperatura simplemente acercándolos al cuerpo, midiendo la radiación electromagnética que generamos.

Este dato te va a sorprender: una persona puede generar más radiación electromagnética que miles de redes WiFi. Existe una fórmula matemática para calcula la radiación generada. 

  • Un móvil emite una radiación con una potencia de 0,125W
  • Una red WiFi tiene una potencia de 0,05W

 La radiación en sí no tiene por qué ser perjudicial, depende del tipo de radiación y su potencia.

Los móviles provocan cáncer

Móviles Xiaomi Baratos

Es uno de los mitos de los móviles más polémicos de las últimas décadas. ¿Provocan cáncer los móviles?

Los defensores de esta afirmación afirmar que colocar una fuente de radiación electromagnética tan cerca del cerebro, puede provocar cáncer celebral. Pero la realidad es que los miles de estudios que se han llevado a cabo, muchos de ellos por asociaciones contra el cáncer, y algunos con miles de pacientes estudiados durante años, no han encontrado ninguna evidencia que relacione los móviles con el cáncer de cerebro.

Llevamos usando móviles desde los años 90, y en estos 35 años las estadísticas de cáncer de cerebro no han aumentado.

La clave está en que la radiación de los móviles es no ionizante. Esto significa que no es capaz de arrancar los electrones de la materia donde incide. En otras palabras, no puede alterar el ADN de las células, y por tanto no puede generar cáncer. Otras radiaciones, como los Rayos X, sí son ionizantes, y esas sí que son peligrosas si se abusa.

La Organización Mundial de la Salud puso en marcha en 1996 el Proyecto Internacional CEM, dedicado a estudiar este tema. Durante 30 años se han llevado a cabo más de 25.000 estudios de los campos electromagnéticos de baja intensidad (como los de los móviles)  y el proyecto concluye que no hay evidencia de que las radiaciones electromagnéticas produzcan efectos negativos en las personas: “A pesar de las abundantes investigaciones realizadas, hasta la fecha no hay pruebas que permitan concluir que la exposición a campos electromagnéticos de baja intensidad sea perjudicial para la salud de las personas“.

La ciencia, a día de hoy, es clara al respecto: con un uso normal, los móviles no provocan cáncer, ni otros problemas.

El WiFi provoca cáncer

Mejorar Señal WiFi

El mismo concepto de radiación que genera el móvil se aplica también al WiFi, ya que los routers WiFi emiten el mismo tipo de radiación electromagnética que los móviles.

La radiación del WiFi es mucho más baja que la de los móviles, y depende de la distancia. A medida que nos alejamos de la fuente de la radiación, su efecto disminuye. Mientras que el móvil nos lo ponemos en la oreja, el Wifi suele usarse a medio metro en el móvil, o a varios metros si se trata del router o el ordenador.

Como hemos comentado en el anterior punto, mientras que la radiación electromagnética de un móvil tiene una potencia de 0,125W la de una red WiFi es de solo 0,05W.

Su incidencia es mucho menor, y la Organización Mundial de la Salud ha dejado claro que no hay evidencias de que las redes WiFi generen problemas de salud. Y mucho menos, cáncer.

Si estas embarazada, aléjate del router y los móviles

Una mujer embarazada

Una mujer embarazada.

Otro mito de la radiación de los móviles tiene que ver con las mujeres embarazadas, cuyo feto supuestamente podría verse afectado por las radiaciones electromagnéticas de las redes WiFi, el móvil, etc.

Es un mito que a veces se ha potenciado interesadamente, por motivos comerciales. La compañía china Qihoo, por ejemplo, llevó a vender routers para embarazadas, que creaban una red WiFi más débil (y por tanto, más lenta y con menos alcance), con un 70% menos de radiación electromagnética.

Pero como hemos repetido a lo largo de todo el reportaje, esta radiación es no ionizante, así que no puede afectar a las células, el ADN o los tejidos, sea una persona o un feto.

La propia Organización Mundial de la Salud ha realizado estudios específicos con embarazadas, y no han detectado peligro para la salud: “las evidencias actuales muestran que la exposición a un nivel normal de radiación electromagnética no incrementa el riesgo de abortos, malformaciones, pérdida de peso en fetos o padecimiento de enfermedades congénitas. Básándonos en los estudios más profundos y recientes de la comunidad científica, no se puede confirmar la existencia de peligro para la salud durante la exposición a campos electromagnéticos de bajo nivel”.

Un móvil que emite más radiación es peor que otro que emite menos

Ya hemos visto que la radiación de un móvil no es perjudicial para las personas con un uso normal, según la OMS. Aún así hay personas que se sienten más tranquilas con un móvil de baja radiación.

Los móviles emiten diferente radiación según la marca y modelo debido a aspectos como el lugar en donde está colocada la antena, o si está tapada por otro componente del móvil.

En primer lugar hay que decir que existen unas radiaciones máximas que se consideran seguras. Por prevención, las agencias de protección gubernamentales, como la FCC o CENELEC en Europa, establecen unos límites máximos de radiación que los móviles pueden emitir. Todos los móviles que salen a la venta no superan esta radiación máxima, es decir, están dentro de los márgenes legales y seguros.

La radiación de un móvil se mide con el ratio SAR (Ratio de Absorción Específico), que mide la energía, medida en Vatios por kilogramo, que absorbe un cuerpo cuando es expuesto a una radiación electromagnética.

La Oficina Alemana para la Protección Contra la Radiación realiza pruebas a todos los móviles que se ponen a la venta, y recientemente ha publicado la lista de móviles que más y menos radiación emiten, hasta agosto de 2019.

Móviles que emiten más radiación de 2019

Radiación en los móviles

La lista está encabezada por dos smartphones de Xiaomi, el Xiaomi Mi A1 y el Xiaomi Mi Max 3. El primero alcanza un SAR de 1,75. De los 16 primeros de la lista, 6 de ellos son de Xiaomi. Esto se debe a que su arquitectura amortigua menos la radiación emitida, en función de la colocación de los chips. Hay también móviles de Sony, Google y Apple.

Móviles que emiten menos radiación de 2019

Radiación en los móviles

Los móviles de Samsung y Nokia prácticamente copan todos los puestos en lista de los móviles que menos radiación emiten. Aunque el vencedor es el ZTE Axon Elite, con solo 0,17. Eso es 10 veces menos que el Xiaomi Mi A1.

Estos datos, que se publican todos los años, han dado lugar a un falso mito: los móviles con más SAR, emiten más radiación. Y realmente no es así. Para entenderlo hay que saber cómo se calcula el SAR de un móvil.

El SAR es la radiación máxima que emite un smartphone en la situación más extrema posible medida en diferentes posiciones de mano y cabeza.

Supongamos que un móvil A tiene el doble de SAR que el móvil B.

  • Es posible que el movil A tenga un SAR alto en una situación extrema, pero esa situación solo se da en el 1% de uso. En el 99% podría emitir menos radiación que el móvil B, y eso no se refleja en el SAR.

  • Aunque tenga un mayor SAR, el móvil A puede gestionar las llamadas más eficazmente que el B, es decir, requiere menos niveles de energía, y por tanto emite menos radiaciones que el B

  • El SAR del móvil A podría haber sido medido en una posición de la mano y de la cabeza al hablar por el móvil, que el usuario nunca usa, porque coge el móvil de otra forma. Ese usuario nunca recibirá ese SAR. Al contrario, el usuario del móvil B quizá usa el móvil exactamente en la posición del máximo SAR para ese móvil, y por tanto va a recibir más radiación que el usuario del móvil A.

Por tanto, es importante entender el concepto. El SAR mide la radiación máxima en condiciones extremas y una posición específica de la mano y la cabeza, así que un móvil con mayor SAR no quiere decir que emita más radiación que otro con menos SAR, durante un uso cotidiano.

Si uso auriculares en las llamadas, recibo menos radiación

Sony WI-1000XM2

Uses o no auriculares cuando hablas por el móvil, la ciencia ya ha dejado claro que ningún estudio ha podido demostrar que las emisiones de los móviles sean perjudiciales.

Dicho esto, desde un punto de vista técnico la radiación disminuye con la distancia, según el alcance de la señal. Por tanto, si usas auriculares y colocas el móvil más lejos de la cabeza, efectivamente el cerebro recibirá menos radiaciones.

Si los móviles no son dañinos, ¿por qué hay personas que sufren malestar?

Radiación en los moviles

Es cierto que existen personas que aseguran sufrir dolores de cabeza, ansiedad, depresiones, nauseas, alteraciones del sueño, fatiga o pérdida de deseo sexual cuando están expuestos a redes WiFi o usan el móvil.

La Organización Mundial de la Salud ha estudiado estos casos, y en el informe del Proyecto Internacional CEM indica que: “Hasta la fecha, las pruebas científicas no apoyan la existencia de una relación entre estos síntomas y la exposición a campos electromagnéticos. Al menos algunos de estos problemas sanitarios pueden deberse al ruido o a otros factores del medio, o a la ansiedad relacionada con la presencia de tecnologías nuevas“.

Hay un párrafo dedicado a las personas hipersensibles a los campos eléctricos o magnéticos: “Hay escasa evidencia científica que apoye la posible existencia de casos de hipersensibilidad a los campos electromagnéticos. Estudios recientes realizados en países escandinavos han comprobado que, en condiciones adecuadamente controladas de exposición a campos electromagnéticos, no se observan pautas de reacción coherentes en los sujetos expuestos. Tampoco existe ningún mecanismo biológico aceptado que explique la hipersensibilidad. La investigación en este campo es difícil porque, además de los efectos directos de los propios campos electromagnéticos, pueden intervenir muchas otras respuestas subjetivas. Están en curso más estudios sobre esta cuestión“.

En resumen, hasta el momento, y según todos los estudios realizados, la ciencia concluye que esta hipersensibilidad no se ha demostrado asociada a las radiaciones electromagnéticas, y puede deberse a muchas otras causas, incluyendo la sugestión.

¿Entonces por qué los médicos dicen que no usemos los móviles por la noche?

Luz azul

Es cierto que cada vez más estudios médicos recomiendan no usar el móvil media hora antes de irse a dormir, y no abusar de la pantalla.

Esta recomendación no tiene nada que ver con la radiación de los móviles, sino con la luz azul que emite la pantalla. Aunque nosotros vemos la luz de color blanco o amarillo, en realidad la luz está formada por fotones de diferentes colores, que al mezclarse vemos como un color blanco. Pero en realidad la mayoría de la luz está formada por fotones azules.

Esta luz azul está presente en la luz natural del Sol aunque no la veamos, pero es mucho más abundante en los LED que emiten las pantallas.

Diversos estudios han demostrado que una exposición prolongada a la luz azul puede provocar vista cansada, ojos secos, y trastornos en el sueño. Por eso los médicos recomiendan no usar el móvil cuando vamos a dormir, y hacer descansos de 15 minutos cada hora, cuando usamos una pantalla.

Muchos monitores y pantallas de móvil ya se están fabricando con una menor cantidad de LED azul.

¿Y si uso el móvil 15 horas al día los 7 días de la semana?

Mayores sanciones por usar móvil al volante

Los estudios y radiaciones máximas de los dispositivos se llevan cabo bajo la condición de un uso normal del móvil. Es decir, un número razonable de llamadas al día y unas horas al día de uso del WiFi o la conexión 4G.

Como todo en la vida, el abuso nunca es recomendable, y sus efectos son imprevisibles. Si pasas 15 horas al día 7 días a las semana hablando por el móvil, lo más probable es que produzca un efecto perjudicial, igual que si te bebes 10 litros de agua de golpe.

Hay que usar el móvil de forma responsable, con un uso que consideramos normal, y todo el mundo sabemos cual es. En esos casos la ciencia asegura que el uso del móvil o el WiFi es completamente seguro y no perjudica la salud.

¿Entonces cuál es la radiación mala?

Hemos visto cómo la radiación electromagnética de baja intensidad no ionizante, como la de los móviles y electrodomésticos no es perjudicial con un uso normal porque es de baja intensidad, y porque no puede romper los enlaces químicos del ADN, que es la causa del cáncer.

Pero eso no significa que toda la radiación sea inocua. Las radiaciones electromagnéticas perjudiciales para la salud son, precisamente, las ionizantes, que sí pueden alterar el ADN de nuestro cuerpo, y provocar cáncer y otros problemas.

Ejemplo de radiaciones ionizantes son los Rayos X, los rayos gamma y los rayos ultravioleta.

Recibimos radiación ultravioleta constante a través del Sol pero la atmósfera nos protege, por eso existe la vida en la Tierra. Y por eso es tan importante conservar la capa de ozono de la Tierra.

El cuerpo humano está preparado para soportar un poco de radiación ionizante de vez en cuando, por eso nos podemos hacer radiografías con los Rayos X o tomar el Sol en verano, pero con precaución. Las radiografias deben hacerse espaciadas en el tiempo y el Sol hay que tomarlo con crema protectora y por tiempo limitado.

¿Entonces tengo que tirar mis calzoncillos anti radiación de 60 euros?

Canzoncillos antiradiación

La mala noticia es que tus calzoncillos antiradiación no tienen ninguna utilidad. O dicho de otra forma, no te protegen más que unos calzoncillos tradicionales, porque no hay nada que proteger con respecto a un móvil, o las redes WiFi.

La buena noticia es que pueden seguir cumpliendo su labor convencional de ropa interior, si la tela es de buena calidad…

https://computerhoy.com

Sobre el autor

siul2018 administrator

Me gradué como técnico en zootecnia veterinaria, antes adolescente como obrero en soldadura. Aficionado a la computación, curse en los Jovenclub desde 2004, un total de 9 cursos de computación y electrónica básica ( en Jovenclub hab este #1,palacio central, y PREGEL). Adquirí experiencia atendiendo a domicilio. Pero prefiero dar clases personalizadas a domicilio. Actualmente trabajando en la noche en un Jovenclub en Alamar Habana del este.

2 Comentarios hasta ahora

AllheavenPublicado el12:43 pm - Oct 7, 2019

Gran articulo , solo falta que algunas personitas de este pais lo leyeran y supieran lo equivocados que estan

    siul2018Publicado el10:14 pm - Oct 10, 2019

    Gracias, es un placer compartir cosas buenas. Sin duda es una buena información para matar la incultura y los falsos mitos.Pronto saldrá un vídeo en el canal de este sitio sobre este tema.

Deja un comentario