Google Meet, el archirrival de Zoom, ya es gratis para todos

Google Meet, el archirrival de Zoom, ya es gratis para todos ...

Richard Nieva mugshot

29 de abril de 2020 3:01 a. m.

 

 

 

Google Meet solía ser un app de paga solo para los clientes de la G Suite, pero ahora será gratis para todos.

 

 

Google dijo el miércoles 29 de abril que está haciendo que su servicio de teleconferencias, llamado Google Meet, sea gratuito para los consumidores. La medida apunta directamente a Zoom, el servicio rival de videollamadas que se ha convertido en un nombre bastante familiar durante la época de confinamiento derivada de la crisis del nuevo coronavirus.

Anteriormente, Meet solo estaba disponible para clientes de pago de la G Suite, la línea de aplicaciones empresariales de Google que incluye Gmail, Drive y Docs. Hasta ahora, cualquiera podía unirse a una reunión haciendo clic en un enlace, pero crear una reunión requería una membresía de G Suite.

La versión gratuita del producto requiere una cuenta de Google, y las videollamadas tienen un límite de 60 minutos. Pero Google dijo que esa regla entrará en vigor hasta después del 30 de septiembre. Asimismo, la versión gratuita permitirá hasta 100 participantes e incluirá funciones como compartir pantalla y subtítulos en tiempo real.

La medida subraya cuán crucial se han convertido las videollamadas en un mundo estancado en el aislamiento físico. En todo el mundo, escuelas, bibliotecas, bares y otras empresas consideradas no esenciales en tiempos de crisis de contagio han cerrado sus puertas.

Mientras millones de personas se ven obligadas a quedarse en casa, Google dice que el uso de Meet ha aumentado. El martes, el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, dijo que el servicio ha agregado 3 millones de nuevos usuarios al día durante la pandemia, frente a los 2 millones de nuevos usuarios al día a principios de este mes. Pichai dijo que el servicio tiene 100 millones de participantes en la reunión por día.

Aún así, el producto estrella de la crisis del coronavirus ha sido indudablemente Zoom. El servicio se ha disparado de 10 millones de usuarios diarios en diciembre a 300 millones de usuarios diarios a la fecha. Pero el servicio ha estado plagado de problemas de intercambio de datos, así como el llamado Zoombombing, en el que participantes no invitados invaden una sesión de video. Los ataques a veces son coordinados y llenos de discurso de odio y acoso.

Google no es el único gigante tecnológico que persigue el éxito desbocado de Zoom. La semana pasada, Facebook anunció Messenger Rooms, una nueva función que permite a las personas chatear por video con varias personas a través de Messenger, incluso si no tienen una cuenta de Facebook.

A pesar de los problemas de seguridad que le rodean, Zoom se encuentra en una posición envidiable en lo que respecta al reconocimiento de productos. Según un reporte del New York Times, el jefe de negocios de Google, Philipp Schindler, estaba en una videollamada con miles de empleados el mes pasado cuando alguien en la llamada preguntó por el éxito de Zoom. Cuando Schindler respondió, su pequeño hijo irrumpió en la habitación y preguntó si Schindler estaba en una llamada de Zoom con sus trabajadores.

En una entrevista, Smita Hashim, directora de gestión de productos de Google Meet, se negó a comentar sobre el incidente de Schindler. También se negó a dirigirse a la competencia con Zoom, y en lugar de eso se centró en los beneficios de seguridad de Google Meet. “Fue diseñado desde el principio para ser seguro”, dijo Hashim. “No hemos tenido que hacer cambios en el producto para ser más seguros”.

A medida que Google desarrolla Meet para consumidores, no solo clientes comerciales, la compañía podría considerar ir más allá de las funciones de productividad. Otras aplicaciones de videollamadas, por ejemplo, han tenido éxito con funciones de entretenimiento como filtros y herramientas fotográficas. Cuando se le preguntó sobre la eventual creación de características de consumo, Hashim dijo que la compañía escuchará los comentarios de los clientes, pero dijo no tener nada que anunciar por el momento.